Toxina Botulínica

Este tratamiento es idóneo para la eliminación de arrugas faciales

Tiempos estimados para el tratamiento con Toxina Botulínica

0
Duración Intervención (en minutos)
0
Duración Recuperación (en días)
Preguntas comunes y pasos del tratamiento con Toxina Botulínica

Toxina botulínica

 

La toxina botulínica Azzalure® está indicada para el tratamiento de las arrugas de expresión en zonas como el entrecejo (líneas glabelares) con objetivo de atenuarlas o eliminarlas y retardar o prevenir la aparición de otras nuevas.

 

Es importante aclarar que la toxina botulínica no es material de relleno a diferencia del ácido hialurónico, por ejemplo. Es decir, la toxina botulínica no rellena aportando volumen. Relaja los músculos faciales y disminuye el impacto que producen las contracciones en la piel. Su efecto aporta un aspecto liso y terso a la piel que luce sin arrugas de expresión y con un aspecto rejuvenecido.

 

Tratamiento con Azzalure®

Aunque la toxina botulínica tiene usos terapéuticos en medicina para espasticidades, contracturas y distonías por nombrar algunos ejemplos, el uso cosmético con fines estéticos del Azzalure® tiene resultados muy satisfactorios para la eliminación de arrugas de expresión sin necesidad de cirugía.

El Azzalure® actúa en la unión neuromuscular, en la confluencia del nervio responsable de la contracción del músculo y dicho músculo. Lo que la toxina botulínica produce es que los músculos pierden su capacidad de contracción a partir de las 48-72 horas y mantiene la inactivación neuromuscular por un periodo aproximado de entre 4 y 6 meses.

La tensión natural de la musculatura facial se produce de manera constante. Esta va marcando la piel de la cara cuando manifestamos las expresiones emocionales naturales como risa, enfado o preocupación. Estas marcas van configurando las arrugas de expresión que con el tiempo se hacen más profundas y marcadas. Gracias a Azzalure® las arrugas de la frente, entrecejo y patas de gallo se atenúan hasta desaparecer.

El tratamiento con toxina botulínica Azzalure® es muy sencillo y es la alternativa perfecta si no quiere pasar por quirófano y obtener resultados rápidos y eficaces. Se realiza mediante una inyección en el músculo, un pequeño pinchazo prácticamente indoloro e imperceptible con una aguja muy fina.

Sin duda el tratamiento con toxina botulínica es seguro, eficaz y muy bien tolerado.  Se aplica en consulta y de forma ambulatoria y sin anestesia. Se aplica de manera rápida, en unos 15 minutos se finaliza el tratamiento retomando inmediatamente su actividad normal. Es aconsejable no acostarse ni realizar deporte en las 5 horas siguientes aproximadamente. Podría aparecer algún hematoma que desaparece a los pocos días.

El efecto de la toxina botulínica se va observando progresivamente a partir de los dos o tres días siguientes. Tu rostro lucirá más joven y con una expresión más relajada y descansada.

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandónelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar