Aumento del punto G

Aumentando el punto G conseguirás mejorar tu vida sexual

Tiempos estimados para el Aumento del Punto G

0
Duración Intervención (en minutos)
0
Duración Recuperación (en días)
Preguntas comunes y pasos de la intervención de aumento del punto G

Aumento del punto G

 

El aumento del punto G es también denominada técnica G Shot o G Spot, bioplastia del punto G o ampliación del punto G. Consiste en el relleno del punto G bien con grasa autóloga (técnica de lipofilling/lipotransferencia) o bien con ácido hialurónico. El objetivo es aumentar su tamaño y su proyección. De esta forma toda la zona se encontrará más expuesta a recibir estímulos que faciliten intensamente el placer.

 

Bautizado así en honor al doctor Ernst Gräfenberg, médico alemán que lo reportó por primera vez en la década de los años 50 . Lo hizo en un artículo en la Revista Internacional de Sexología.

El punto G es una zona anatómica situada a unos 3-5 centímetros de la de la entrada de la vagina, en su pared anterior. Es una zona altamente erógena. Al tacto se palpa más rugosa, tiene el tamaño aproximado de una moneda de 1 céntimo de euro y al ser estimulada aumenta de tamaño. Esta zona eréctil difiere de una mujer a otra en su palpación, pero en general, la mayoría de mujeres presenta mayor sensibilidad en esta zona descrita.

 

Beneficios del aumento del punto G:

 

La intervención del aumento del punto G permite a posteriori llegar a él, ser localizado y estimulado de manera mucho más fácil. En consecuencia se incrementa el placer sexual en la mujer de manera considerable. Con el aumento del punto G también se consigue disminuir el diámetro interno del canal vaginal. Algo que también revierte en el aumento del roce y el placer. Este último efecto es de especial interés para mujeres que han tenido varios partos naturales y cuyo diámetro vaginal se encuentra dilatado.

El aumento del punto G puede ser indicado también para mujeres mayores sexualmente activas. En este caso, el paso del tiempo trae consigo el envejecimiento de la mucosa interna íntima femenina. También cierta pérdida de rugosidad y sensibilidad en la zona.

 

El aumento del punto G es una intervención sencilla de una duración aproximada de 20-30 minutos que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. Pero siempre me gusta advertir de la idiosincrasia de cada caso, pudiendo variar estos tiempos de una paciente a otra y del material de relleno infiltrado.

Después del aumento del punto G, se recomienda esperar al menos tres días para reanudar la actividad sexual tras la infiltración. No obstante la recuperación es prácticamente inmediata y los resultados son evidentes desde la primera relación sexual. Igualmente, para el uso de tampones se recomienda esperar unos tres días.

En el caso de infiltrar grasa de la propia paciente la biocompatibilidad es absoluta. De esta forma no existe probabilidad de rechazo. Si el aumento del punto G se realiza con ácido hialurónico, de igual modo la adaptación es total. Tampoco existen contraindicaciones ni rechazos para tranquilidad de las pacientes.

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandónelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar